Share Button

Hirameki, algo más que un libro

junio 22, 2016

Arte y Cultura

Una mancha no sólo es una mancha. Es un mundo de posibilidades para quien sepa observar bien.

Lo único que vas a necesitar es un instrumento que no sea:

“(…) más largo que tu brazo ni más corto que tu dedo meñique. Debería tener tinta de color negro carbón o azul medianoche, en ningún caso amarillo chillón ni lila pálido. (…) Lo que mejor funciona es un rotulador fino; el lápiz de labios y la laca, por el contrario, sirven menos.”

La palabra japonesa Hirameki denomina un “destello de inspiración”, es un ejercicio en el que está presente la búsqueda de sentido y el autoconocimiento.
Los artistas Peng + Hu notaron esto en las manchas de una vaca y de ahí surgió la idea del proyecto Hirameki. El genial pasatiempo de la mancha y el garabato. Esta publicación llega a México gracias a la editorial Sexto Piso.

Los dibujos (manchas) de cada página están agrupados por temáticas, las cuales van elevando el nivel de dificultad conforme se van pasando las hojas. Desde insectos, hombres calvos, monstruos y pasajes más complejos, esta publicación requiere de tiempo y paciencia para expandir la imaginación.

2016-08-15

Tal vez, al principio para quien no está habituado a este tipo de publicaciones puede ser un poco intimidante. ¿En serio tengo que rayar este libro? ¿Lo voy a hacer bien? ¿Qué tal si no me queda algo bonito?

Pasados estos pensamientos negativos, al poner el primer trazo podrás darte cuenta de que no pasa nada, que a veces es necesario romper la idea solemne que tenemos sobre los libros. Es una labor terapéutica que nos enseña que si nos equivocamos o si no queda perfecto, resulta todavía mejor. Todo es parte de ejercitar la imaginación.2016-08-15 (1)

Si tienes un Hirameki ten por seguro que nadie poseerá un ejemplar igual; cada intervención dotará de un aura diferente los libros e incluso, puede convertirse en una obra en la que colabore más de una persona.

Sin lugar a dudas, Hirameki es un reto para los ojos que han dejado de observar y para aquellos aventureros que buscan romper esquemas creativos, así como para ejercitar de nueva cuenta la paciencia.

Para leer este artículo en Arte y Cultura, haz clic aquí.